Los Lakers de Los Ángeles campeones de la NBA


trophyEl equipo de Phil Jackson ha conseguido esta pasada madrugada su decimoquinto anillo de la NBA después de batir a los Magic de Orlando por 99-86 en un partido con claro dominio Laker y con el equipo de Van Gundy jugando muy nervioso, con la obligación de ganar si no querían ver levantar el trofeo de campeones en su Amway Arena.

Los angelinos han conseguido este nuevo título con un claro MVP: Kobe Bryant. El escolta de los Lakers ha completado una serie de finales realmente espectacular, con 32 puntos y 7 asistencias de media. Pero lo más importante es que Kobe ha conseguido recuperar esa pasada sensación de imparable. Bryant ha anotado cuando y cómo ha querido, pero también es verdad que no hubiera ganado el anillo sin la ayuda de sus compañeros, en especial de un Pau Gasol que ha hecho historia, proclamándose el primer español campeón de la mejor liga del mundo y disfrutando de un rol totalmente protagonista, siendo la pieza interior de más calidad.
NBA/
Después de un cuarto partido en el Amway Arena, dónde se consagró Fisher con dos triplazos (uno para forzar la prórroga y otro en el inicio del tiempo extra para lanzar a los Lakers) y dónde los angelinos sacaron su casta y talento al máximo para conseguir la victoria más importante de toda la temporada, los de Jackson sabían que no podían desaprovechar la primera oportunidad de proclamarse campeones fuera de su Staples Center. La cara de Howard después del partido lo decía todo: “Volveremos para ganar”.

Y es que los Lakers han hecho un partido realmente serio, sin superar con mucha claridad a Orlando pero sin tampoco tener muchas complicaciones, como pasó en el cuarto encuentro. Ambos equipos han empezado realmente enchufados, buscando a sus principales referencias en ataque para empezar sumando de una forma constante y sin descolgarse en ningún momento (28-26).

Y fue en el segundo periodo cuando los Lakers dijeron basta. Basta de esperanzas, basta de esperar para conseguir el decimoquinto anillo de su historia. Con un gran Kobe, muy bien acompañado por Odom y Ariza, los Lakers encadenaron un gran parcial de 18-30, aprovechando el mal momento de los Magic, dónde sólo Lewis intentaba anotar, con Howard muy bien sujeto entre Bynum y Gasol y con Turkoglu realmente desacertado. De esta forma, los angelinos llegaban al descanso con diez de ventaja (46-56).

En la reanudación, los Magic intentaron remontar jugando todas sus cartas. Pero ni la carta de Pietrus, quién ha funcionado realmente en todo el Playoff, funcionó esta noche. Dos triples de Redick intentaban levantar los ánimos de los Magic, pero, una vez más, Kobe volvió a ejercer como enterrador de las esperanzas de los azules, llevando a los Lakers a una máxima de quince puntos en un final casi mágico de periodo del 24 (61-76).

Cada vez parecía más claro y más improbable que los Magic pudieran remontar este partido. Con calma, tranquilidad y paciencia, los Lakers siguieron jugando su juego, ahora buscando más a Gasol, abriendo la zona de Orlando y anotando ante un Howard realmente flojo. Lewis, a la desesperada, intentó empezar un recital de triples, pero esta final ya estaba decidida. Los Lakers se proclamaban campeones en el mismo Amway Arena y Kobe levantaba un nuevo campeonato, el primero sin Shaq en el equipo angelino, pero con un increíble Gasol (86-99)

La estrella: Kobe “MVP” Bryant. Lo que ha hecho este hombre en estas finales es realmente espectacular. Anotó cuando y cómo quiso, defendió y dirigió con maestría. Bryant ha hecho una serie realmente increíble y lo ha culminado en el quinto y decisivo encuentro, dónde ha anotado 30 puntos, con 2/5 en triples, 6 rebotes y 5 asistecias. MVP como la copa de un pino y volviendo a abrir la polémica sobre el MVP de la temporada…

LOS CAMPEONES, UNO POR UNO

Derek Fisher: Un innegable batallador, puede haber sido su última final como Laker después de una larguísima y talentosa carrera en el equipo de Los Ángeles. Quedará en el recuerdo sus dos triplazos en el cuarto partido, dando vida a los de Jackson y siendo la pieza clave para un triunfo más que vital. Tenía un duro duelo con Alston y lo ha superado con nota.

Kobe Bryant: Qué más se puede decir del mejor jugador de las finales… Kobe sigue a un nivel espectacular a su ya veterana edad, pero su muñeca no flaquea ni un instante. Ha encontrado en Gasol a su particular “Shaq” y ha conseguido, por fin, un título sin el gran O’Neal. Bryant, luchador como pocos, ganador como ninguno.

Trevor Ariza: Se ha consagrado como un jugador a tener en cuenta en la NBA en estas finales. Ha aprendido a anotar esos triples que le costaba anotar, incluso llegando a estar flotado por los defensas y ha demostrado que no tiene miedo al penetrar, ni que esté alguien como Howard delante. Veremos que van a hacer los angelinos con él, porque partía como posible “traspasable” en este verano.

Pau Gasol: El primer baloncestista español que consigue un anillo de la NBA. Con eso, se resume muchas cosas. Gasol, el primero de los españoles que hizo el salto a la mejor liga del mundo en el siglo XXI (antes pasó el malogrado Fernando Martín) es también el que ha llegado a un mejor nivel y a un mejor equipo. Su más que cuestionado traspaso de Memphis levantó de nuevo el ánimo de una franquicia algo harta de luchar por pasar de primera ronda, aunque disfrutando con partidos históricos como el de los 81 puntos de Bryant ante Toronto. Gasol, una pieza clave y una de las almas de estos campeones.

Andrew Bynum: Ha sido de las pocas decepciones de los Lakers en los Playoffs, aunque su defensa a Howard ha acabado mejorando algo su rendimiento. No hemos conseguido ver el Bynum que deslumbraba y prometía en sus primeros años, el Bynum que se encaraba con una bestia como Shaq, el Bynum que conseguía marcarse una serie de más de quince partidos con más de 20 puntos. Ahora, más cuestionado que nunca, debe plantearse su futuro.

Lamar Odom: Odom es el jugador intermitente. Ese jugador que puede aparecer en un partido para acabar con unos números de escándalo, con minutos de especial calidad, pero también es ese jugador que puede disputar más de treinta minutos y no destacar en ninguna faceta. Su papel en el segundo partido fue importante y volvió a aparecer en el decisivo para conseguir un importante doble-doble.
Jordan Farmar: Un jugador que ha ido de menos a más en los Playoffs. Empezó realmente horrible, incluso perdiendo su puesto como base suplente en detrimento de Shannon Brown, pero ha acabado recuperando sus galones y dirigiendo a la nave Laker de una forma excepcional. Supo anotar y asistir cuando fue necesario y cometer muy pocos errores, cosa que le devolvió la confianza de Phil Jackson.

Luke Walton: Un guerrero, un jugador que suple su falta de calidad con una entrega y unas ganas realmente descomunales. Walton puede hacer de todo y es capaz de hacerlo: anotar, rebotear, asistir o defender. Su trabajo como suplente ha sido realmente muy valuoso para los Lakers.

Sasha Vujacic: No ha recuperado su mejor versión, pero siempre da miedo que el equipo al que te enfrentas tenga un jugador con la facilidad de anotar triples que tiene el esloveno. Supo anotar esos tiros importantes que empezaron o cerraron buenos parciales y supo aparecer cuando tuvo el momento. Debe seguir progresando y volver a su mejor nivel.

Shannon Brown: Desde su llegada, puso nervioso a Farmar, quién incluso llegó a perder su rol como base suplente. Brown empezó anotando y dirigiendo bien, pero ha acabado viendo la recuperación de Farmar como jugador de baloncesto. Con todo eso, ha sabido salir y jugar cuando ha sido necesario.

DJ Mbenga: Lucha, carácter y garra. Eso es lo que da un jugador como Mbenga, muy limitado en ataque pero que se deja hasta la última gota de sudor en la cancha. Sus ayudas a la defensa a Howard fueron importantes en los partidos dónde los pívots angelinos se cargaron rápidamente de faltas.

Josh Powell: Ha tenido pocos minutos y pocas oportunidades, pero las ha sabido aprovechar. Anotó algunos tiros abiertos y defendió con intensidad. Su falta de cuerpo le he mermado para jugar en estas Finales, dónde ha tenido que pelearse con Howard o Gortat.

Adam Morrison: El desaparecido. Una sombra de lo que fue en su paso por la NCAA, quién despuntó y llegó a ser de los mejores jugadores de su generación. Sus lesiones le han destrozado y debería empezar a mirar hacia el continente europeo, ya que su reputación en América ha bajado de forma considerable.

Sun Yue: Su fichaje por los Lakers fue más que un simple fichaje deportivo. Ha conseguido abrir un mercado en la China, dónde el gran Yao era y es claro dominador. Limitado en defensa y ataque, no ha disputado ningún minuto en estas finales…aunque se lleva el anillo.

Phil Jackson: El maestro Zen ha vuelto a demostrar que sigue en forma. Ha sabido construir, año tras año, una franquicia realmente ganadora y ha vuelto a motivar a un triste Kobe Bryant, quién ha vuelto más enrabietado que nunca. Supo jugar con sus suplentes, supo plantear una buena telaraña defensiva para Howard y se lleva un grandísimo premio, su décimo anillo y la proclamación como el entrenador que más títulos de la NBA posee.
Fuente: http://www.encancha.com

Estudio 08 – Todos los derechos reservados

Anuncios

1 Response to “Los Lakers de Los Ángeles campeones de la NBA”


  1. 1 felix soto junio 15, 2009 en 11:40 pm

    exelente forma de redactar una noticia, felicidades.
    solo dire que algunos estamos jarrrrtos de los lakers, no vendra un michael jordan o un exitoso karl malone a salvarnos de ellos?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: