Hasta cuando seguiremos pasando verguenza ante el mundo


lo-destruido en los Haitises
A todos los que luchan y se solidarizan para que se preserven Los Haitises.

Felicidades a todos los que han mantenido la lucha a favor de preservar el Parque Nacional de los Haitises de manera militante y decorosa.


Hemos obtenido una victoria en una de las grandes batallas que hemos de librar. La sentencia de la jueza Sarah Henríquez Marín a favor de detener los trabajos de la cementera es un logro y ella dignifica a la mujer dominicana pues no menos cierto es que la generalidad o la mayoría de los jueces y, especialmente del sexo masculino, emiten sus fallos atendiendo a los intereses de quien pague más.

Lo peor de todo es que estamos huérfanos de dignidad en los miembros de la Suprema Corte de Justicia, especialmente de su presidente y vicepresidente que constituyen una verdadera vergüenza pública. A ellos solo les importa permanecer de por vida en los cargos y, si es necesario, transarse con la impunidad y con la violación a las leyes y la Constitución. Para muestra basta un botón: la sentencia recién emitida fue ordenada ser colocada en línea por la jueza en la página de la Suprema Corte de Justicia y su publicación en internet duró menos que una cucaracha en un gallinero. ¿Quién ordenó su retiro? No podemos afirmarlo categóricamente pero el hecho deja entrever la línea de complicidad a seguir por los “honorables” miembros de la Suprema Corte de Justicia con este caso y ya se puede prever que cuando le toque fallar a favor de quiénes lo hará y, en el caso de que se continúe con la cementera, ellos emitirán un fallo luego de que todo esté consumado y todos ellos tengan el pelo blanco.

Es por eso que no podemos distraernos y emborracharnos. Tenemos que endurecer la lucha. Que nadie crea que aquí terminó la guerra, la lucha a penas comienza. Este tribunal es otro recinto de la oligarquía rancia de este país que tiene defensores pagados y sometidos en todas las estructuras de Poder de la nación: Gobierno Central encabezado por el Presidente que ha decidido acomodarse a los intereses más conservadores y atrasados y cacarea un supuesto discurso modernista; Poder Legislativo con ambas cámaras bajo su control; Junta Central Electoral; Gobierno Municipal con síndicos y regidores; Poder Judicial; Estamento de la cúpula Militar y Policial; sector más atrasado de la Jerarquía de la Iglesia Católica y dejan fuera al Cuerpo de Bomberos porque ni tienen agua ni mangueras para pagar el fuego.

Es un hecho inevitable de que la sentencia de inmediato sea apelada por los defensores de la cementera y se va a alegar, como en efecto se ha hecho, que los trabajos continuarán porque los “verdaderamente” afectados (residentes de Gonzalo) no han interpuesto un recurso de oposición a la cementera y que demuestre que son afectados directamente.

El proceso es largo y difícil pero nosotros somos más aquí y en el mundo y solo con la resistencia permanente y la solidaridad nacional y mundial podemos detener este genocidio anunciado contra la humanidad ya que esta acción contra Los Haitises no es simplemente un crimen local.

Nuestra mejor arma es apoyar los campamentos en Gonzalo en la red, haciendo gira ahora en este verano para ir hasta allá a darles apoyo a los jóvenes y disfrutar ese paraíso terrenal que quieren robarnos; reproducir stickers, calcomanías, gorras, camisetas, etc., todos y todas con consignas y mensajes alusivos a la defensa de Los Haitises. También hay que enviar miles y miles de correos al gobierno dominicano dirigido al Presidente Leonel Fernández reclamando que actúe a favor de los intereses nacionales y de las mayorías para lo cual fue reelegido y denunciando internacionalmente en todos los organismos lo que se está haciendo en el País.

Los dominicanos y no dominicanos que apoyan esta lucha desde el extranjero, deben organizar a sus colegas y amigos y familiares y desarrollar vigilias; recurrir a las universidades e instituciones que defienden el medio ambiente y la vida para que conozcan nuestra realidad y procuren su apoyo para que ellos también le escriban a nuestro Presidente que suele posar en el extranjero y aquí con discursos muy atractivos y bonitos a favor del medio ambiente pero apoya en forma decidida y terminante a los grupos que quieren destruirlo.

Que sigan llegando las firmas; cada vez que llega una nueva se la enviamos al Gobierno y a todos los medios.

http://sites.google.com/site/salvemosloshaitises/

Atte., Prof. Leonardo Peguero, Escuela de Física de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD)

19/06/2009

Anuncios

1 Response to “Hasta cuando seguiremos pasando verguenza ante el mundo”


  1. 1 Jeffeny Gutierrez junio 20, 2009 en 8:39 pm

    Estoy muy feliz que nuestra lucha no haya sido en vano…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: