¿Qué tratamientos farmacológicos existen para el Alzheimer?


Los Tratamientos farmacológicos para el AlzheimerHasta 1993 no había tratamiento aprobado por la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos para los síntomas cognitivos primarios de la Enfermedad de Alzheimer. Desde entonces 5 drogas han sido aprobadas. Cada una de las cuales provee beneficios significativos para el paciente y la familia.

Actualmente con una terapia efectiva disponible, la detección de la enfermedad de Alzheimer y condiciones relacionadas es particularmente importante. De las cinco drogas aprobadas por la FDA cuatro son unos fármacos denominados inhibidores de la colinesterasa (galantamina, rivastigmina, donepezilo y tacrina).

Los inhibidores de la colinesterasa aumentan temporariamente los niveles de acetilcolina, un mensajero químico que es deficiente en la EA.

Aunque ningún tratamiento farmacológico ha probado ser capaz de detener el progreso de la Enfermedad de Alzheimer, la terapia con inhibidores de acetilcolinesterasa ofrece mejoras sintomáticas o retraso en la progresión de los déficits cognitivos, de comportamiento y funcionales.

Los inhibidores de la colinesterasa están indicados para el tratamiento de la Enfermedad de Alzheimer leve y moderado. Los inhibidores de acetilcolinesterasa usados actualmente son la rivastigmina (6-12 mgr/dia), el donepecilo (5-10 mgr/dia) y la galantamina (12-24 mrg/dia).

Los efectos adverson más frecuentes son intolerancia gastrointestinal (que puede ser reducida con la administración del fármaco luego de la comidas y con el uso de antieméticos antes de la comida), eventos cardiovasculares como bradicardia y alteraciones del ECG (se recomienta el control cardiológico antes de comenzar con un inhibidor de la acetilcolinesterasa), incontinencia urinaria, calambres y debilidad.

Numerosos estudios han demostrado la efectividad de estas drogas mejorando las funciones cognitivas y el estado clínico general.

Los síntomas conductuales son tan importantes como los cognitivos y casi todas las personas con Alzheimer los presentan en algún momento del curso de la enfermedad. Los cambios conductuales se hacen más frecuentes con la progresión de la enfermedad, son recurrentes y pueden ocurrir simultáneamente.

El uso de inhibidores de la acetilcolinesterasa (AChE) para el tratamiento de los síntomas conductuales en la enfermedad de Alzheimer representa una nueva etapa en la farmacoterapia del tratamiento de los trastornos de conducta. Estos fármacos, solían utilizarse solamente para los aspectos cognitivos, pero hoy en día también se los usa para los aspectos conductuales, un fenómeno central en las enfermedades demenciales.

Los inhibidores son eficaces para un amplio rango de síntomas conductuales. Pueden utilizarse como tratamiento adyuvante a drogas para síntomas neuropsiquiatricos como los neurolépticos, antidepresivos y ansiolíticos.

El uso de los inhibidores de la acetilcolinesterasa (AChE) para los síntomas neuropsiquiatricos además reduce la dosis de los psicofármacos generalmente utilizados para el manejo de los síntomas conductuales.

En los últimos años se ha ampliado el cuerpo de evidencia que apoya el uso de inhibidores de la colinesterasa para los síntomas conductuales y cognitivos en la demencia vascular, la demencia mixta (vascular + Alzheimer), la demencia por cuerpos de Lewy, y la demencia asociada a la enfermedad de Parkinson.

La última droga aprobada por la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer moderada y severo es la memantina. El mecanismo de acción de la memantina es diferente al de los inhibidores de la colinesterasa.

La memantina regularia la actividad del glutamato, un mensajero químico que juega un rol critico en la memoria y aprendizaje.

La memantina demostró tener buena tolerancia y fue significativamente superior al placebo en las actividades de la vida diaria, en el rendimiento cognitivo, y en la impresión clínica global por parte del familiar y del profesional.

Los estudios muestran que la memantina provee beneficios sintomáticos actuando como monoterapia y junto a un inhibidor de la colinesterasa en el tratamiento de la EA moderada y severa.

El tratamiento standard de la EA incluye un inhibidor de colinesterasa con la adición de memantina en los estados moderados de la enfermedad.

La terapia antioxidante (generalmente con altas dosis de vitamina E) es comúnmente recomendada. Actualmente, la atención esta dirigida al desarrollo de drogas modificadoras de los cambios cerebrales que produce la enfermedad que permitan alterar el curso de la EA. Existe un amplio optimismo que nuevos avances importantes en tratamiento de la EA estén en un horizonte cercano.
Fuente: MSN News – Especial día Mundial del Alzheimer

Estudio 08 – Todos los derechos reservados.-

Anuncios

0 Responses to “¿Qué tratamientos farmacológicos existen para el Alzheimer?”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: