Dile basta! a la piel reseca


Una extraña incomodidad nos invade cuando sentimos la piel tirante y opaca. Y si pasamos nuestras uñas, quedan marcas blancas como si fuera una tiza sobre una pizarra. Es que la piel nos hace saber que cuando se encuentra reseca, debemos prestarle atención y proporcionarle los cuidados necesarios.

“La resequedad de la piel es una de las alteraciones más frecuentes de este órgano del cuerpo humano, ya que es el más expuesto al ambiente o simplemente al paso del tiempo. La piel seca se caracteriza por ser poco elástica, fina, rugosa, opaca y con tendencia a formar arrugas”, sostiene la doctora Marta Fackeldey, del Centro Chouela.

Distintos son los factores que provocan que nuestra piel se reseque. El principal –y podríamos decir que es inevitable de producirse- es el baño que tomamos a diario. Esta es una de las principales agresiones que recibe nuestro órgano. En tanto, las condiciones climáticas la exacerban, mientas que los distintos factores genéticos también inciden en la hidratación de la piel.

Sin embargo, muchas veces nos preguntamos por qué hay pieles más deshidratadas que otras. La respuesta nos la da la doctora Fackeldey: “La piel senil es más propensa a resecarse porque va perdiendo elasticidad, se deshidrata, adquiere una coloración amarillenta, aparecen arrugas y manchas”.

Cabe destacar que las zonas más expuestas a las radiaciones ultravioletas, como cara, piernas y brazos  son las más predispuestas a sufrir resequedad.

Momento de humectar
La humectación de la piel se logra con sustancias capaces de retener agua en la superficie de la piel, como urea,  glicerina, ceramidas, fosfolípidos, esfingolípidos. Pero, además, el agua es el elemento más importante de esta barrera. Mantener los niveles adecuados, es fundamental para que sus funciones no se alteren y aparezcan enfermedades.

Lo importante es reponer el agua que nuestra piel pierde diariamente, y lo ideal es hacerlo con formulaciones que, además, contengan lípidos naturales que compensen las agresiones cotidianas (lavado, polución ambiental, climas secos, calefacción o frío).

La tendencia es utilizar antioxidantes como son las vitaminas C y E. “La más nueva generación de hidratantes está representada por los restauradores fisiológicos de la barrera cutánea. Los hidratantes con acción restauradora contienen lípidos obtenidos de fuentes naturales (lecitina de soja, manteca de karité, aceites de palma y oliva), que remedan los lípidos que contiene nuestra piel y por tanto se asimilan a la barrera lipídica cutánea.

Este accionar “fisiológico” restablece el balance de agua y lípidos necesario para mantener una barrera de protección eficiente”, afirma la doctora Marcela Claudia Cirigliano, Gerente Médico Regional de Laboratorios Stiefel.
Por: Ángela Márquez /ES, http://www.grupoq.com.ar
Fuente: Dra. Marta Fackeldey, del Centro Chouela.
Dra Marcela Claudia Cirigliano, Gerente Médico Regional de Laboratorios Stiefel. // MSN News

Estudio 08 – Todos los derechos reservados.-

Anuncios

0 Responses to “Dile basta! a la piel reseca”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: