Cómo viajar por el mundo sin gastar en alojamiento


Muchas personas de todo el mundo están dispuestas a darle su hogar en Italia, Francia, Estados Unidos, o Canadá por unas pocas semanas, a cambio de su propio hogar, en dondequiera que el mismo esté. Este proceso, llamado intercambio de casas, es una manera excelente de mantener bajos costos cuando se planean unas vacaciones.

En efecto, en vez de pagar un caro hotel, podrá permanecer en una casa completamente amueblada, con cocina, televisión, estéreo, y a veces un coche. ¡Y todo de una forma gratuita! Pero por supuesto, a cambio de su propio hogar, cocina, estéreo, televisión, y coche.

El intercambio de casas le puede ahorrar cerca de $1.500 por semana en hotel, cuentas de restaurantes y alquiler de un auto. Pero intercambiar una casa no sólo tiene que ver con ahorrar dinero, pues de hecho se puede establecer una relación con otra familia en un lugar del extranjero, intercambiando aquello que es muy estimado para ambos, es decir el hogar.

Sucede que el hogar es donde está el corazón, así que se podría decir que se trata de intercambiar corazones. De hecho, uno se pone muy cerca de estas personas abriendo su corazón y casa a ellos. La mayoría de los intercambios de hogares terminan en grandes amistades.

Además, se puede experimentar un lugar de una manera que ningún turista lo podría hacer, pues se puede ver como es realmente vivir la “verdadera” vida de España, Estados Unidos, o Italia, pues no se permanecerá sólo en un hotel arreglado para el turismo, sino que se estará en un vecindario verdadero, y en un hogar verdadero. Créalo o no, será muy interesante ver qué clases de ollas y cacerolas, cubiertos, libros, e incluso papel higiénico utilizan las personas en los diferentes países.

El intercambio de casas se puede hacer también en su propio país. Si vive en una zona urbana y está cansado de no ver la playa, puede intercambiar su hogar con alguien que desee una mayor vida nocturna. Usted podrá darse unos buenos chapuzones por un par de semanas, mientras que ellos podrán concurrir a ver las obras de teatro que deseen.

El intercambio de hogares han crecido en popularidad durante los últimos años, pues es también una experiencia de viaje diferente para muchos viajeros, tanto internacionales como locales. De hecho, son muchas las personas que han quedado muy entusiasmadas por sus intercambios de hogares, aunque también es cierto que otros han tenido quejas.

Para tener cuidado

Por consiguiente, los viajeros deben considerar con cuidado los pros y contra de tales intercambios. Por el lado de las ventajas, como vimos, existe la oportunidad de ir y permanecer en ciudades que de otro modo tal vez sería imposible alcanzar. Y puede haber un significativo ahorro económico, pues no habrá ninguna factura de hotel, pocos presupuestos extras de viaje, y se ahorrará también al no tener que comer afuera en restaurantes todo el tiempo. Además, existen mayores oportunidades de tener una comprensión más profunda sobre las culturas locales y una experiencia menos superficial del viaje. Los intercambios de hogares permiten también que las personas puedan hacer viajes cortos de fin de semana.

Pero por el otro lado, existe el temor de cómo los otros utilizarán su hogar mientras usted está en el de ellos. Este es uno de los problemas más grandes con los intercambios de casas, sobre todo por las cancelaciones de última hora, especialmente los cuando los aspirantes al intercambio ya han comprado sus pasajes aéreos (con las consiguientes deducciones al tener que devolver los pasajes). Para esto, un seguro de cancelación de viaje puede ser una buena opción.

Los seguros de hogar son también a menudo una gran opción para las personas que intercambian sus hogares. Por ello, verifique sus pólizas de seguros para ver si tiene cobertura para visitantes casuales a su hogar y otros conductores de sus coches. Asegúrese de tener un acuerdo bien definido en lo que se refiere a intercambio de hogares, uso de automóviles y de algún equipo recreativo, entre otros puntos.

Existen compañías de intercambio de hogares, que operan vendiendo guías, con diferentes precios y destinos, y contienen listas de personas que quieren hacer un intercambio de hogares. Luego, las partes interesados manejan sus propias negociaciones. Otras compañías se ocupan de hacer los arreglos, cobrando honorarios por ello. Esto es lo más seguro para realizar un intercambio confiable.

Los intercambios, interurbanos o en el exterior, pueden ser de hogares o departamentos en ubicaciones urbanas, suburbanas y rurales. La mayoría de los que van al exterior permanecen por lo menos una semana, aunque ese punto también es negociable.

Se necesita establecer por anticipado la cantidad de tiempo que se permanecerá, aunque este punto no es tan crucial pues se puede usar un fax o correo electrónico para establecer el arreglo. Si maneja el intercambio por usted mismo, lo cual es menos costoso, debe saber que le llevará mucho más tiempo si no cuenta con un teléfono, fax, o correo electrónico.

Dos clases de intercambio

Existen dos tipos de intercambio. El primer tipo es donde ambos hogares se intercambian simultáneamente. El segundo se llama “hospitality exchange”, y consiste en recibir a viajeros en su hogar como huéspedes, mientras usted permanece allí con ellos. Entonces, en otro momento, usted irá a su hogar como huésped y ellos lo recibirán. El intercambio de hospitalidad es probablemente el mejor modo de empezar si usted es nuevo a en el intercambio de hogares y tiene dudas al respecto.

El primer paso para comenzar, será encontrar un lugar al que realmente quiera ir, es decir pensar en el lugar en donde alguna vez soñó conocer. Luego, debe encontrar un hogar que le guste y atraer a los potenciales huéspedes a su hogar. Lo ideal será que estas personas sean conocidas suyas o conocidos de confianza de algún pariente o amigo íntimo.

Mediante Internet y el correo electrónico el proceso es mucho más fácil. Se pueden enviar correos electrónicos con la foto de su hogar a una lista de potenciales interesados, para encontrar el socio perfecto. Existen también muchos sitios en Internet que se dedican profesionalmente a auspiciar el intercambio de hogares.

Algunos de estos sitios cobran un pequeño honorario por la asociación y actúan como un servicio de encuentros para ayudarlo a encontrar el prospecto más adecuado para usted. Muchos de ellos incluyen listas de casas para profesores universitarios que están en su año sabático. También, en la parte posterior de las revistas de viaje se pueden encontrar anuncios de personas interesadas en intercambios de casas. Pero aquí debe tener mucho cuidado y cautela, y hacer muchas averiguaciones primero.

Por cierto, intercambiar es, relativamente, una inversión de riesgo. Pero el mismo será relativo si la persona es alguien de confianza, bien recomendada, o conocida mediante una agencia seria.

Por lo demás, debe saber que se firma un contrato basado en las cosas que son importantes para ambos. En el proceso previo necesitará cerciorarse de hacer preguntas tales como, “¿fuma? o, ¿tiene niños pequeños?”. Cerciórese de tener un seguro de propietarios, y de quitar todos los objetos de valor de su hogar, y guardar los objetos o que no querrían que le toquen. Generalmente, los problemas con los intercambios de hogares, son mínimos, por lo que si usted no es demasiado temeroso, es una opción que vale la pena intentar.
Fuente: En Plenitud
Estudio 08 – Todos los derechos reservados.-

Anuncios

0 Responses to “Cómo viajar por el mundo sin gastar en alojamiento”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: